martes, 4 de agosto de 2015

Apoyo técnico-operativo del Ministerio del Interior de Cuba y de los países socialistas para el MINT y la Seguridad del Estado Nicaragüense

 Jorge L. García Vázquez
 Oficina de Documentación/Berlín

 "...teniendo en cuenta el papel dirigente que desempeñan los órganos del Ministerio del Interior de Cuba en el asesoramiento y apoyo del trabajo político-operativo de la Seguridad del Estado nicaragüuense....."
Mayor General Damm
Jefe de Relaciones Internacionales del Ministerio de la Seguridad del Estado
República Democrática Alemana
5 de noviembre de 1984

 
"„...después de analizada su carta K/1480 del 5 de noviemmbre le informamos que la Dirección del Ministerio del Interior de la República de Cuba está de acuerdo con la solicitud formulada por el Ministerio del Interior nicaragüense.....“
General de Brigada
Orlando Prendes Gutiérrez
Jefe de Relaciones Internacionales del MININT
*(se trataba del envío de especialistas para el control telefónico.La Seguridad del Estado alemana valoraba que los cubanos estaban en condiciones de ejecutar la misión

El Gobierno de los ex DGSE

Eduardo Cruz
La Prensa, Nicaragua

Entrenados para conspirar, espiar, perseguir, acorralar, y hasta para torturar, los miembros de la Dirección General de la Seguridad del Estado sandinista (DGSE) de los años ochenta se transformaron en personajes oscuros, temibles e indeseables.

Más de veinte años después que desapareció ese órgano de espionaje, sus exintegrantes aún están “manchados” con esa etiqueta de represión y tortura. Peor aún sí son nombrados en algún cargo público. Dos buenos ejemplos son Óscar Loza y Vicente “El Perro” Chávez.

Loza, exjefe de operaciones de la DGSE, causó un gran revuelo cuando fue nombrado magistrado de Apelaciones de Managua por la Corte Suprema de Justicia (CSJ) en el año 2005. El exdefensor de los Derechos Humanos, Lino Hernández, cuestionó en ese momento que un ex DGSE no podía ser nombrado en ese cargo de la justicia por cuestiones de ética y moral. “Lo que ocurría en El Chipote (cárcel de la DGSE en los ochenta) no era un juego en aquellos tiempos”, dijo Hernández en ese momento, refiriéndose a que la DGSE torturó a los nicaragüenses sospechosos de no simpatizar con el régimen sandinista.

Fuente:


EL APOYO DEL MININT Y LA STASI AL MINISTERIO DEL INTERIOR DE NICARAGUA (PRIMERA PARTE)


por Jorge L. G. Vázquez/Berlín,abril de 2008.

Víctor Tirado, delegado del FSLN al X Congreso del Partido Socialista Unificado Alemán, Berlín, Abril de 1981, es saludado por Erich Honecker, Secretario General del PSUA. A la derecha, Erich Mielke, Ministro de la Seguridad del Estado, Stasi.Fuente: Bundesarchiv, Foto 183-Z0413-191.


El 3 de Abril de 1987 el Ministerio para la Seguridad del Estado de Alemania Oriental informaba a su Oficial de Enlace en Nicaragua, Tte. Coronel Kraut, sobre el próximo arribo al puerto de Corinto de la motonave “Glauchau”.
El contenido de la carga, compuesta por 18 contenedores y con un valor total de 7,5 millones de Marcos(Ostmark) , era un envío por concepto de solidaridad para el Ministerio del Interior nicaragüense y la Seguridad del Estado, un regalo a los homólogos nicas para que fortalecieran el sistema represivo.

El 10 de Junio de 1987 otro obsequio llegaba a manos de la Seguridad Sandinista, en el buque mercante “Crimmitschau”, de acuerdo a una información del Departamento de Espionaje germano-oriental HVA.

La cantidad de armas y municiones enviadas alcanzaba la suma de 3.200.000 Marcos y el equipamiento militar unos 320.000, sin contar otros materiales técnicos y medicinas.
El envío correspondía a una solicitud hecha por el Ministro del Interior de Nicaragua, Tomas Borges, el 25 de Julio de 1986 a la Stasi y un acuerdo aprobado por el General de Ejército Erich Mielke, Jefe de la Seguridad alemana, el 28.01.1987.

En los ex-archivos de la Stasi encontramos muchos datos sobre la cooperación entre los cuerpos represivos de Nicaragua, Cuba y la desaparecida R.D.A, especialmente informaciones del Departamento de Finanzas y el Sector Técnico Operativo. Es importante señalar que Lenin Cerna, Jefe de la Seguridad del Estado, logró destruir los documentos más comprometedores y se estima que envió a Cuba copias de los más importantes.

El Departamento de Finanzas reportaba, solo en la fase final de la Stasi el 19.12.1989, la suma de 529,516,50 Marcos Orientales, por concepto de ayuda técnica al MINT nicaragüense. En otras facturas encontramos sumas entre 35.000 a 159,000,00 Marcos R.D.A.

La mayoría de estos recursos provenían de un Fondo de Solidaridad del Ministerio para la Seguridad del Estado de la ex R.D.A, destinado a apoyar a los órganos de seguridad en los países y aliados políticos del Tercer Mundo en sus funciones represivas.

En mayo de 1980 tuvo lugar en Berlín un encuentro multilateral, sobre Nicaragua, entre representantes de la Seguridad del Estado de la Unión Soviética, Checoeslovaquia, Bulgaria, Cuba y Alemania Oriental.

Nuevamente la Stasi y el Minint ofrecerían su ayuda, siguiendo el principio leninista del fortalecimiento de los órganos de la Seguridad del Estado y exportarían durante varios años sus experiencias en materia represiva y técnica al Frente Sandinista de Liberación Nacional, cuya ayuda ya había comenzado en el aspecto militar antes del triunfo de la la Revolución Sandinista. Derrocada la dictadura Somoza, comenzaría la etapa de la instauración de la dictadura comunista y en ella no podían faltar los oficiales cubanos y alemanes orientales, expertos en represión política.

Ya durante la primera visita oficial del ex-Ministro de Relaciones exteriores germano-oriental Oscar Fischer, en septiembre de 1979 a Managua, Daniel Ortega solicitaba el envío de un asesor de la Seguridad del Estado de la R.D.A. Posteriormente en marzo y abril de 1980 una delegación nicaragüense visitaba Berlin Oriental y establecía oficialmente los contactos directos entre el Ministerio del Interior (MINT) de Nicaragua, el Ministerio del Interior de Alemania Oriental (MdI) y el Ministerio de la Seguridad del Estado.

Tomás Borges,  Ministro del Interior de Nicaragua, solicitaba a sus homólogos alemanes apoyo material compuesto por técnica de grabación, cámaras de vigilancia,detectores de metales y explosivos, pistolas (3000), uniformes así como la calificación de oficiales en contrainteligencia, espionaje y en métodos de investigación e interrogatorios.

El 1ro de abril de 1980, todavía no había transcurrido un año de la llegada al poder de los sandinistas, firmaban los Ministros de la Seguridad del Estado y el Ministerio del Interior, los Generales Mielke y Dickel los primeros acuerdo de colaboración con Tomás Borges y el Ministerio del Interior de Nicaragua. 

Marx y Lenin se unían a Sandino( con Bolivar ahora en Venezuela o José Martí en Cuba) para dar comienzo al experimento socialista en Nicaragua.. En 1984 y 1985 Daniel Ortega* se entrevistó con Honecker en Berlín Oriental y agradeció la “ayuda solidaria” de la República Democrática Alemana.

Posteriormente, en octubre de 1992, visitó al ex-Secretario General del Partido Socialista Unificado Alemán, esta ocasión en la prisión, y le expresó que el “pueblo de Nicaragua nunca olvidaría la ayuda brindada por Alemania Oriental”. Indiscutiblemente, el actual Presidente de Nicaragua siente una atracción especial por los dictadores comunistas.


http://stasi-minint.blogspot.de/2011/11/el-diario-del-tte-coronel-hermann-y-el.html




EL APOYO DEL MININT, LA STASI , KGB Y KDS AL MINISTERIO DEL INTERIOR DE NICARAGUA (SEGUNDA PARTE)
[06-04-2008 MdC]
por Jorge L. G. Vázquez/Berlín, Abril de 2008.
La conferencia realizada en Berlín sobre Nicaragua en mayo de 1980, marcó el inicio del apoyo al Ministerio del Interior y a la Seguridad del Estado nicaragüense y se desarrolló en la etapa final del totalitarismo comunista en Europa Oriental.
La Unión Soviética, que ya había aprendido de la experiencia cubana y se desgastaba en el conflicto de Afganistán, actuó cautelosamente con el Gobierno Sandinista y aunque brindó cuantiosos recursos y asesoramiento estuvo por debajo del apoyo brindado a los cubanos.

La solicitud del Mint al KGB constaba de materiales técnicos y técnica operativa especialmente de cifrado, medios de escritura secreta, cabinas protegidas contra sistemas de escucha, equipamiento fotográfico y la oferta de cursos de entrenamiento a oficiales en la Unión Soviética.

Un pedido de 3000  50 autos Ladas y 50 vehículos no pudo ser incluido en la solicitud por dificultades económicas, ya que no estaban previstos para el plan de 1980.

La parte soviética reconocía sus propias capacidades y la falta de personal calificado en el Mint para utilizar efectivamente la tecnología suministrada, así como la importancia y la influencia de Cuba en Nicaragua, delegando en los cubanos la mayoría de las actividades operativas, "en especial el análisis y la apreciación de la situación real, la correlación de fuerzas y conocimiento preciso sobre la labor y tendencias dentro de la dirección del FSLN".

Un documento desclasificado del espionaje germano-oriental ( Fuente:HV A/III/AG) del 02.5.1983 sobre un análisis de la situación en Nicaragua reportaba que "150 oficiales del Ministerio del Interior de Cuba se encontraban en este país como asesores e instructores en todos los departamentos del Ministerio del Interior y el General "Roberto" , jefe de la misión cubana en Managua y su especialista "Oscar" señalaban que los órganos de Seguridad del Estado nica se habían desarrollado positivamente y que jugaba un papel importante". 

Paralelamente se le informó al Coronel Behrend, oficial de la Stasi, que "desde hace un año siete instructores vietnamitas se encontraban en Nicaragua", algo sobre lo que la Stasi no tenía conocimiento. Igualmente se valoró positivamente la actividad del Minint en Nicaragua así como las relaciones entre la Seguridad de Alemania Oriental y de Cuba en este país.

 El Coronel Hamel Ruiz, representante del Ministerio del Interior de Cuba en Managua, solicitaba el apoyo material-técnico de los países socialistas para la Seguridad del Estado nicaragüense y ofrecía que Cuba se concentrara, de acuerdo al aspecto idiomático y geográfico, en el envío de especialistas , asesores y en el entrenamiento básico de los cuadros del Mint en Cuba o Nicaragua.

El Coronel Platschkov, del Ministerio del Interior búlgaro, informaba de un envío al Mint de 500 ametralladoras Kaláshnikov con 250.000 proyectiles, 1000  ametralladoras Spagin con 500.000 proyectiles y 50 fusiles con 500.000 proyectiles. Otra solicitud de 3000 pistolas, uniformes y teléfonos de campañas estaba siendo analizada. Además, 10 médicos búlgaros se encontraban trabajando en Nicaragua, oficiales del FSLN habían recibido atención médica en Bulgaria.10 oficiales del Espionaje y 10 de la Contrainteligencia fueron entrenados en Bulgaria.

El Coronel Vlcek, del Ministerio del Interior de la ex-Checoeslovaquia, informaba de acuerdos para el suministro de 8000 pistolas, equipamiento para los cuerpos de seguridad, uniformes, asesoramiento en seguridad personal. El primer envío estaba previsto realizarlo mediante un vuelo especial por el 19.7.1980, aniversario de la Revolución Sandinista e incluía las primeras 1.500 pistolas de 7,62 mm y 8.000 bastones anti-motines.

Fuentes:
"Conexión La Habana-Berlin. Secretos de Estado y Notas sobre la Colaboración Stasi-Minint. Autor Jorge L. G. Vázquez., Activista pro Derechos Humanos e Investigador independiente.Oficina de Documentación.

Diario Neues Deutschland (Alemania) "Daniel Ortega visitó a Honecker en la prisión 20. Octubre de 1992.
Guido Heinen: "Mit Christus und der Revolution" Klaus Dieter Stefan: Horizont Nro. 21/1990.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

Nota: solo los miembros de este blog pueden publicar comentarios.